¿Cómo elegir el local para tu pequeño comercio?

Elegir el emplazamiento de tu pequeño comercio es una decisión muy importante. ¿Por qué? Pues porque este lugar será como tu segunda casa y tendrás que conseguir que sea un lugar acogedor para tus clientes.

Lo primero de todo tienes que seleccionar una ciudad o pueblo en el que establecer tu negocio.  Para ello deberemos tener en cuenta el nivel de saturación del comercio. ¿Qué es esto? Es el número de establecimientosque hay por cada mil habitantes en el sector en el que queremos competir. Conocer estos datos te ayudará a hacerte una idea de lo que te puedes encontrar y el número de competidores que hay en la ciudad en la que te quieras establecer.

Los pasos que debes seguir a partir de aquí son lógicos y sencillos. ¿Listo para conseguir el local más adecuado para tu pequeño comercio?


pequeño comercio

1.Escoger una ciudad

Teniendo en cuenta el tamaño de las áreas comerciales, las características de la población, poder de compra y potencial de ventas.

2.Seleccionar una zona determinada

Para seleccionar una determinada zona debemos tener en cuenta el poder de compra de los habitantes de ese lugar, la presencia de una Asociación de comerciantes es un factor que puede beneficiarnos. No debemos olvidarnos tampoco de conocer las restricciones de esa zona, tanto con horarios como para accesos, construcciones…

3.Seleccionar un lugar específico

A la hora de tomar la última elección de dónde establecernos, debemos tener en cuenta la cantidad y la calidad de tráfico que pasa por ese lugar. ¿Por qué? Pues muy fácil, cuantos más peatones pasen por esa calle más posibilidades de que miren nuestro escaparate y puedan terminar entrando en nuestro negocio.

Si tienes varios locales en mente, una buena manera de decantarte por uno o otro es haciendo un checklist para así conocer los pros y los contras de cada uno. El contenido podría podría ser algo parecido a esto:

Población: Conocer en profundidad la población de ese lugar.

 Competencia: Número y tamaño de los competidores, evaluación de sus puntos fuertes y débiles, previsión de incremento o decremento en el corto y largo plazo, nivel de saturación.

Tráfico peatonal: Número de personas/hora, tipo de personas.

Tráfico automóvil: Número de vehículos/hora, tipo de vehículos, fluidez del tráfico.

Estacionamiento: ¿Es fácil aparcar? ¿Hay pocas plazas o muchas? ¿Es gratis?  

Accesos:¿Tienen facilidad para llegar los pedidos de los proveedores?  

Naturaleza del emplazamiento: Describe todas las características del local, visibilidad, tamaño y forma del edificio, antigüedad del edificio….

Entorno: Tipos de establecimiento que hay alrededor, nivel de calidad, nivel de precios…

Condiciones de instalación: ¿Quién es el propietario? ¿Qué impuestos tengo que pagar? ¿Cuánto vale el alquiler? ¿Por cuánto tiempo es el arrendamiento? ¿Hay posibilidad de comprar el local?

pequeño comercio

¿Aún sigues teniendo dudas sobre cuál es el mejor local para tu pequeño comercio?

Hay una serie dos características que deben tener generalmente los locales comerciales. No siempre tiene porqué ser así, ya que cada negocio es distinto y tiene unas necesidades totalmente distintas.

  1. Estar en una planta baja. Es mejor tener un local a pie de calle. ¿Por qué? Las escaleras son una barrera arquitectónica que dificulta el acceso. Si te decantas por otra opción que no sea de planta baja, piensa que podrás perder clientes potenciales.
  2. Diáfano. Un local diáfano facilita las cosas a la hora de hacer obras o amueblar el establecimiento.

¿Y tú cómo has elegido el local para tu pequeño comercio?¿Has seguido alguno de estos pasos?

Laura Bastón

2 Comments

  1. Muy interesante para valorar distintas opciones de una forma más objetiva. Muchas gracias por el post, Laura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*