Cómo encontrar al empleado perfecto

Los empleados son una de las caras visibles de tu negocio y son los encargados de que un cliente se decante o no por realizar la compra. Sin duda alguna, son uno de los pilares básicos de tu negocio. Piensa, ¿qué sería de un negocio sin trabajadores ni clientes?. Sería un lugar vacío y sin vida.  Encontrar al empleado perfecto en ocasiones es una labor que lleva bastante tiempo y que puede llegar a frustrar. Así que no desesperes. Te vamos a guiar paso a paso para enseñarte el mejor camino para encontrar a esa pieza que falta en el puzzle de tu negocio. Antes de que empezar, te dejamos un pequeño tip para que pienses y lo tengas en mente cuando te pongas manos a la obra. Plantéate que igual no encuentras de primeras al empleado perfecto pero con un poco de tiempo y formación, esa persona que tiene todas las características que buscas pero que le falta algo puede llegar a ser tu empleado perfecto. ¡Empezamos!

1.Define el perfil de tu empleado perfecto

Aunque muchos piensen que no, tener una idea clara de qué estás buscando te ayudará a no perder el tiempo con entrevistas de candidatos que no cumplen el perfil que estás buscando para tu negocio. Para definir un perfil de lo que estás buscando podrías empezar con una lista que contenga algunos de estos puntos:

Experiencia profesional mínima exigida

¡Atención! Convierte esto en un punto flexible. A veces ofrecer la oportunidad a personas que no cumpla con este requisito está bien. Si no se puede convertir en la pescadilla que muerde la cola, jóvenes con estudios pero sin experiencia profesional mínima para acceder a los puestos que solicitan.

Nivel de estudios

Al igual que el anterior punto, está bien tener en mente el nivel de estudios mínimo que queremos exigir pero alguien con mucha experiencia profesional en un sector y sin nivel de estudios  

Rasgos de personalidad

Define los rasgos de personalidad para que la persona que se introduzca en tu negocio sea compatible con la cultura de la empresa. Muy importante sobre todo en pequeñas empresas donde es clave que haya buen ambiente entre los empleados.

empleado perfecto

2.Describe las tareas que tendrá que realizar en su puesto de trabajo

Además de tener claro el tipo de persona que buscas para el puesto deja claro cuáles son las tareas que tendrá que realizar. No te enrolles explicando todas las funciones, sintetiza lo mejor que puedas las tareas a realizar para que se entienda con una lectura rápida. ¿Cómo debería ser la descripción? Lo primero de todo las horas que necesitarás que el empleado trabaje, las funciones de las que se encargará en el negocio. No te olvides de definir el sueldo mínimo que vas a ofrecer a la persona que vayas a contratar.  

empleado perfecto 3

3.Publica la oferta de empleo

Tradicionalmente una de las técnicas que se utilizaban para la búsqueda de personal era poner un cartel en una zona visible de tu negocio. Ahora también puedes usar esta técnica, pero te recomendamos que cuides el diseño gráfico del cartel. ¿Por qué? Pues un cartel bien diseñado llamará más la atención que un cartel en blanco con letras negras con un “Se busca personal”.

Publica la oferta de empleo para que llegue a más personas. Utiliza páginas especializadas en ofertas de trabajo como Infojobs, anuncialo en tus redes sociales y utiliza el boca a boca, pregunta a tus amigos y a profesionales del sector en el que te mueves si saben de alguien que pueda estar interesado.

4.Selecciona a los candidatos

Poco a poco te llegarán currículums de candidatos al puesto que ofreces en tu negocio. Selecciona los perfiles que más te gustan para realizar las entrevistas. Muchas empresas no lo hacen, pero a nosotros nos parece lo más correcto avisar a todos los candidatos de si están o no seleccionados. Esto es una cuestión que debe decidir cada uno, pero si te pones en el lugar de la persona que está solicitando el puesto seguro que te gustaría estar al tanto y no recibir un silencio sepulcral. Pero bueno, para gustos colores.

empleado perfecto 2

5.Haz entrevistas y elige al candidato perfecto

Ahora que ya has seleccionado una cantidad aceptables de candidatos, haz entrevistas para conocerlos un poco más en profundidad y saber si se adapta perfectamente al perfil que estás buscando. Si tras hacer las entrevistas no has encontrado el empleado perfecto, vuelve al punto 3 de esta lista. Como última recomendación te decimos que mejor contratar a una única persona durante jornada que varias personas a media jornada.

5.Período de pruebas

¡Ya tienes al candidato para convertirse en el empleado perfecto! Si es necesario establece un período de pruebas para comprobar que se adapta a la empresa y cumple con las expectativas que tenías. No olvides que para todos los primeros días en un nuevo puesto de trabajo suponen un cambio, y por lo tanto, un tiempo para adaptarnos y desenvolvernos con soltura en todas las tareas.  No es lo habitual, pero si te das cuenta de que el candidato que has elegido no encaja a la perfección vuelve al punto 5.

6.Formación contínua

Si no has tenido que retroceder para volver a encontrar al empleado perfecto ¡enhorabuena!. En el caso de que hayas tenido que retroceder en alguno de los pasos no te preocupes, es más habitual de lo que crees. Mejor estar seguro que dar un paso sobre falso.

Ahora que ya has seleccionado y comprobado que tienes el empleado perfecto para tu negocio, ofrecele formación continua, tanto de forma interna como externa a la empresa. Tener un trabajador que se forme contínuamente hace que no se quede obsoleto. Seguro que tus trabajadores están encantados y tú lo agradecerás.

retail

7.Haz que tu empleado desee no marcharse

Te recomendamos que leas nuestro post sobre 10 frases que no debes decir a tus empleados para no caer en alguno de los errores que otros han cometido.

Sobre todo, escucha a tus trabajadores, intenta conocer sus necesidades y sé flexible con ellos.  Tampoco recrimines constantemente sus errores. Comprende qué les ha llevado a cometerlo y si se trata de algún factor que puede estar en tus manos en mejorarlos.

No tenemos una bola mágica que nos pueda decir cuál será el motivo por el que tus empleados querrán abandonar tu empresa. Normalmente, si encuentran unas mejores condiciones laborales o una empresa más cercana o donde crean que pueden encajar mejor, te dirán adiós.

Crea un ambiente de confianza mutua y que haya un flujo de información constante.

¿Has conseguido al empleado perfecto? ¡Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia!

Laura Bastón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*