El nombre perfecto para tu empresa en 8 claves

Antes de que cualquiera de nosotros tuviéramos un pie en este mundo, nuestros padres tomaron una decisión que nos marcó durante el resto de nuestras vidas. Nuestro nombre, eso que nos diferencia y nos hace reconocibles entre la multitud. Lo mismo pasa con el nombre de tu empresa.Si estás pensando en emprender, esa decisión puede que recaiga sobre ti. Escoge con cuidado porque será algo que te identificará y con lo que vas a convivir durante mucho tiempo.

Para ahorrarte alguna que otra noche de insomnio y recalentamiento cerebral en busca de EL NOMBRE, aquí te dejamos algunas claves para ayudarte en esta dura tarea a la que te estás enfrentando y consigas el nombre de tus sueños para tu negocio. ¡Empezamos!

1.Único

¿Se te ha encendido la bombilla con un nombre maravilloso? Antes de hacerte ningún tipo de ilusión con que has encontrado el nombre ideal, asegúrate de que es único. Una búsqueda rápida en Google puede ser útil. Cruza los dedos para que no tenga dueño y si no ¡vuelta a empezar!. Nunca pero nunca, nunca utilices un nombre de una marca que ya esté registrado porque podrás tener problemas legales. Desempolva tu imaginación, seguro que te sale mucho más barato.

2.Corto, simple y fácil de pronunciar (y de recordar)

Nadie le explicó esto a Jacob Schweppe, el creador del método para carbonatar el agua que llevó al nacimiento de la tónica Schweppes. Todos sabemos pedir una tónica Schweppes pero hemos tenido que recurrir más de una vez a san google para descubrir cómo se escribe correctamente.  Si este alemán supiera que su tónica iba a traspasar fronteras seguro que pensaría un nombre fácil de pronunciar. Elige mejor un nombre de dos o tres sílabas, puede ser compuesto pero no más de dos palabras.

3.Evita el uso de números

No utilices números, la gente no recordará si tiene que escribirlo con letras o con cifras. Usa números si es fácil de recordar o si tiene un significado relacionado con alguna características del producto y son reconocibles para el consumidor.

Hay ejemplos de buen uso de números en el nombre. Para los amantes de la noche. ¿Conocéis el Licor 43? ¿Cuántos de vosotros sabéis que el nombre deriva de los 43 ingredientes a partir de los cuales se elaboró en origen esta bebida? O para los más tecnólogos otros buenos ejemplos son el de Nintendo 3D o la Xbox360.

4.Evita el uso de signos de puntuación

Si no se lee, no los utilices. Fácil de entender ¿no?

5.Piensa a largo plazo

Intenta imaginar el paso de los años sobre  tu empresa. ¿Crees que tu nombre seguirá siendo adecuado y reflejará la esencia de tu empresa? No sigas modas pasajeras para escoger tu nombre.

6.La primera letra de tu marca debería ser de las primeras del alfabeto

Esto tiene una explicación lógica fácil de entender. En algún momento de la vida de nuestra empresa puede que formemos parte de una lista ordenada por orden alfabético. Mejor estar entre los primeros de la lista que al final.

7.Elige un nombre que no se asocie con una ubicación geográfica

Está bien echar raíces en un lugar y hacer bandera de tu patria pero no lo reflejes en el nombre de tu empresa. Puede que algún día tengas que abandonar tu zona de confort y expandir tu negocio.

8.Que suene lógico

Tu nombre tiene que ser acorde a tu imagen y a tu actividad.  Un ejemplo (un tanto friki) de la aplicación de esto son los nombres de los Pokemon. Si te digo imagina cómo es un Milktank seguro que tu mente se acerca bastante a su representación gráfica.

¿Tienes un poco más claro cómo tiene que ser el nombre perfecto de tu empresa? ¿Conoces alguna clave más para conseguirlo? Déjanos un comentario, ¡nos encanta conocer tus experiencias!.

 

Laura Bastón

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*