10 frases que no debes decir a tus empleados

La RAE define jefe como superior o cabeza de una corporación, partido u oficio. Da igual la definición que usemos para describir tu puesto,  sabemos que ser el jefe a veces es complicado, sobre todo cuando las cosas no van bien. Una de las reglas de oro es que debes cuidar a tus clientes, pero tampoco debes de olvidarte de tus empleados. Tus clientes son el sustento principal de tu empresa pero tus empleados son un elemento clave de unión entre tu negocio y ellos. Así que aunque tengas un mal día no lo pagues con ellos, un trabajador contento es el mejor embajador de su empresa. Graba bien en tu mente las 10 frases que no debes decirle a tus empleados.Intenta evitarlas de pase lo que pase.

1.Soy el jefe, haz lo que yo te diga.

Está claro que eres el jefe, no hace falta que lo recuerdes a cada instante ni hagas gala de tu superioridad en la empresa.

2.¿Acaso no haces nada bien?

Todos cometemos errores. No digas esto bajo ningún concepto, lo único que puedes conseguir es dañar su motivación y que se desmotive rápidamente con su trabajo. Lo mejor es hablar las cosas, que cada uno reconozca sus errores y proponer soluciones.

3.Tienes suerte de tener un trabajo.

Tal y como están las cosas, tus empleados ya saben lo afortunados que son teniendo un trabajo. No hace falta que se lo recuerdes, aunque lo hagas sin malas intenciones, que deben estar agradecidos eternamente por ofrecerles esa oportunidad.

4.Si no te gusta, encontraré alguien que lo haga.

Nunca amenaces a tus empleados con la posibilidad de perder su trabajo si se niegan a hacer tareas por las que no han sido contratados. Es muy importante mantener a tu equipo motivado y no usar las amenazas para conseguir las cosas.

5.No es mi problema.

Si quieres ser un buen líder tienes que escuchar los problemas y las recomendaciones de tus empleados para mejorar en todo lo que puedas. Escucha siempre y mantén interés por las preocupaciones de tus empleados dentro de tu empresa.

6.Para eso te pago.

Es posible que esta sea una de las frases más utilizadas por los jefes autoritarios. Pagar a tus empleados por el trabajo que realizan es lo normal, lo que sería raro sería que no les pagaras. Por el hecho de que le pagues no quiere decir que esa persona pase a ser de tu propiedad y tenga que hacer todo lo que tú le digas.

7. Siempre se han hecho así las cosas.

Es muy importante escuchar. Aunque durante toda la vida las cosas se hayan hecho de una forma, a veces es bueno abrir la mente a nuevas rutinas y cambiar. Si no te parece bien la sugerencia de tu empleado, por lo menos agradécele el interés mostrado y dile que lo tendrás en cuenta.

8.Los problemas personales, fuera de la oficina.

Un empleado no es una máquina, tiene sentimientos y una vida más allá del trabajo. Es normal que si ha tenido un mal día se le note y haciendo hincapié en ello sólo conseguirás que empeore.   

9.Llegas 5 minutos tarde.

Sabemos que la puntualidad es una cualidad importante en un empleado. Pero un descuido lo tiene cualquiera, todos somos humanos. Es más importante que tus trabajadores sean productivos y tengan buenos resultados.

10.Que sea la última vez que…

Este tipo de advertencias pueden sonar a amenazas. Intenta que desaparezcan de tu vocabulario.

¿Y tú? ¿Crees que hay alguna frase más que no se debe decir a tus empleados?

Laura Bastón

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*